El tratamiento del Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se apoya en un temprano y correcto diagnóstico y consiste en psicoeducación, psicoterapia y medicación.

 

Cómo se trata el trastorno obsesivo compulsivo

Lo más importante del TOC no es el tratamiento, es el diagnóstico. En muchos casos, como hemos visto al principio, el diagnóstico se retrasa muchos años. Por lo tanto, lo más importante es acudir a un buen profesional, experimentado en los distintos trastornos psiquiátricos, que nos dedique suficiente tiempo a escuchar nuestro relato y que intente comprender nuestro problema. Sin un diagnóstico, no puede haber un buen tratamiento.

Antes que el tratamiento, lo más importante es el diagnóstico del TOC que, con frecuencia, pasa desapercibido.

El trastorno obsesivo compulsivo puede tratarse con psicoterapia, con medicación o con una combinación simultánea de los dos tratamientos. Existe cierto consenso en que la psicoterapia es capaz de ofrecer un mayor beneficio a corto plazo y tiene resultados positivos más duraderos que la medicación. Por lo tanto, como norma general, en los casos leves-moderados, se recomienda iniciar una psicoterapia y, en función de la respuesta al tratamiento, se combinaría o no con una medicación. Esto es debido a que algunos estudios han concluido que en el TOC la eficacia de la psicoterapia es similar a la eficacia de la combinación entre psicoterapia y medicación, aunque otros estudios encuentran mayor eficacia en el tratamiento combinado. En cualquier caso, mi experiencia –y la recomendación de las guías de práctica clínica más importantes- es que, en los casos más graves, es preferible utilizar la combinación de la psicoterapia y la medicación, mientras que, en los casos leves, suele ser suficiente con la psicoterapia.

En cualquier caso, ya sea que se administre un tratamiento psicofarmacológico o un tratamiento psicoterapéutico, el elemento común más importante es la psicoeducación. La psicoeducación es siempre una tarea del profesional que diagnóstica un trastorno mental o se enfrenta ante un síntoma. La psicoeducación consiste en explicar al paciente la enfermedad que padece. Es muy importante que el paciente entienda cuál es su enfermedad, cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica, que hay otras personas que también la sufren, que hay un profesional que le entiende y que sabe y puede ayudarlo.

Por tanto, los tratamientos para el Trastorno obsesivo compulsivo son:

  • Psicoeducación

  • Psicoterapia

  • Psicofarmacología

 

¿Cuál es el mejor tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo?

La mayoría de los estudios coinciden en que el tratamiento psicoterapéutico es más efectivo que el farmacológico en los casos más leves, y debe ofrecerse en primer lugar. En los casos de gravedad moderada, se recomienda ofrecer al paciente que elija entre uno de los dos tratamientos, mientras que, en los casos con una repercusión funcional severa, se deben combinar ambos tratamientos. En cualquier caso, la decisión y la preferencia del paciente es fundamental a la hora de elegir el tipo de tratamiento; para ello, deberá estar debidamente informado de las opciones terapéuticas, de sus beneficios, de sus riesgos y de su coste (tanto económico como personal).

Partiendo de la base que la psicoeducación es la base del tratamiento, los casos de TOC leve se suelen tratar con psicoterapia, mientras que los casos graves se suelen tratar con la combinación de medicación y psicoterapia.

Partiendo de la base que la psicoeducación es la base del tratamiento, los casos de TOC leve se suelen tratar con psicoterapia, mientras que los casos graves se suelen tratar con la combinación de medicación y psicoterapia.

 

¿Cómo es la Psicoeducación para el trastorno obsesivo compulsivo?

La psicoeducación es la piedra angular del tratamiento. Una correcta comprensión de la enfermedad es el primer paso para un tratamiento y una consiguiente recuperación. La información que el paciente recibe de su enfermedad debe ser directamente de su terapeuta, pero también puede obtener información adicional de otros medios audiovisuales, como, por ejemplo, la lectura de este artículo. Uno de los objetivos de este artículo y de la web en sí misma es precisamente la psicoeducación, es decir, hacer llegar a la población general información y conocimiento sobre la salud y la enfermedad mental.

 

¿Cómo es la psicoterapia para el trastorno obsesivo compulsivo?

El tipo de terapia psicológica que ha demostrado mejores resultados es un tipo de terapia conductual que se denomina exposición con prevención de respuesta o, en la actualidad, exposición con prevención de ritual. Esta técnica consiste en que, en primer lugar, el paciente reconozca sus obsesiones como tal; en segundo lugar, que entienda que esas obsesiones producen ansiedad; posteriormente, que aprenda estrategias para afrontar la ansiedad que le producen (“exposición”) para, finalmente, evitar la realización de las compulsiones (“prevención de respuesta”).

A nivel técnico, esta terapia se puede aplicar siguiendo un manual de psicología; sin embargo, es preciso tener experiencia para saber diagnosticarlo inicialmente. Además, la psicoterapia no debe estar encaminada exclusivamente a tratar el TOC, sino que también debe abordar otras cuestiones de la vida del paciente que, seguramente, han influido en el desarrollo de la temática de las obsesiones, sobre todo cuando son en forma de miedos. En mi opinión, la combinación de estas técnicas conductuales con otras técnicas psicológicas de otras orientaciones (psicoterapia integradora) logra un abordaje holístico y unos resultados óptimos.

 

¿Cómo es el tratamiento farmacológico para el Trastorno obsesivo compulsivo?

El primer fármaco útil para el TOC se comercializó en Suiza en el año 1966, la clomipramina. Desde entonces, no se ha descubierto ningún tratamiento farmacológico más eficaz, aunque sí hay tratamientos con menos efectos secundarios, más seguros y con menor riesgo de interacción con otros medicamentos. Aunque la clomipramina sea más eficaz que los fármacos más actuales (ISRS), son estos últimos los que más se utilizan y se prescriben.

Los fármacos aprobados para tratamiento el TOC y comercializados en España son:

  • Citalopram

  • Clomipramina

  • Escitalopram

  • Fluoxetina

  • Fluvoxamina

  • Paroxetina

  • Sertralina

Existen otros principios activos que, aunque no han logrado aprobación por los organismos gubernamentales, también han demostrado eficacia en el TOC, como, por ejemplo, la Venlafaxina.

Cuando los fármacos mencionados anteriormente (los antidepresivos) son insuficientes, se pueden combinar otros grupos farmacológicos.

 

¿Cómo es el tratamiento combinado para el trastorno obsesivo compulsivo?

El tratamiento combinado supone la administración simultánea de tratamiento psicoterapéutico y de tratamiento farmacológico. Posiblemente sea la mejor opción en los casos más graves o en aquellos que, aun siendo leves o moderados, se acompañen de un importante componente ansioso o depresivo. Esto es debido a que los fármacos empleados en el TOC son también antidepresivos y reducen la ansiedad a medio plazo (2-3 semanas).

➥ Seguir leyendo Pronóstico del TOC