La pareja

 
terapia-pareja

La pareja es una de las áreas más importantes de la vida, sino la más importante. Es la persona con la que convivimos, con quien dormimos y con la que más áreas de la vida compartimos. Cuando la relación de pareja es positiva, esta sirve de sostén cuando otros aspectos de la vida se nos complican. Pero, cuando la relación se convierte en negativa, nos genera malestar e insatisfacción. Estas emociones negativas pueden invadirnos y dañar desde nuestras aspiraciones laborales hasta las relaciones con otras personas, incluidos los hijos cuando se tienen.

 
Una buena relación de pareja da estabilidad a nuestra vida.
 

Los conflictos de pareja

Existen múltiples motivos por los que una pareja puede tener un conflicto en función de las diferentes etapas y momentos por los que pasa la relación.

En un primer momento, los miembros de la pareja tienen que ver si tienen entre sí las mismas expectativas y necesidades. Por ejemplo, si tienen la misma necesidad de intimidad, si se compenetran en la forma de comunicarse, si coinciden sus aspiraciones o si ambos desean cosas similares en el futuro. Es imposible encontrar a una persona que quiera exactamente lo mismo que otra, pero si las diferencias no son muy grandes y ambos miembros desean encontrarse, lo harán. Si no, habrá conflicto.

 
El conflicto es la consecuencia de que las expectativas y necesidades sean distintas en la pareja.
 

La pareja que se ha conformado de una forma positiva y en la que ambos miembros están de acuerdo en que se quieren y en lo que quieren, no tienen todo hecho. Porque la pareja tiene que tener la capacidad de adaptarse al día a día, a la rutina. También tiene que poder adaptarse a los nuevos retos que se presenten a la pareja: entablar relaciones con la familia política, cambios en el entorno social, nuevos miembros de la familia (normalmente, los hijos)… Todas estas etapas en las relaciones suponen que la pareja tenga que readaptarse y encontrar nuevos acuerdos y desacuerdos. La terapia de pareja puede ayudar a las personas con esta adaptación.

La pareja tiene que aprender a adaptarse a la rutina y a los cambios.
 

Los problemas de pareja

El conflicto, en sí mismo, no es negativo; es algo inherente a la vida. En la pareja, el conflicto puede hacer que esta llegue a nuevos acuerdos y que ambos miembros crezcan y se enriquezcan. Pero, en ocasiones, la pareja no consigue solucionar el conflicto y este se convierte en un problema.

 
Pueden ser muchos los motivos por los que un conflicto se termina convirtiendo en un problema.
 
 
problemas-de-pareja

Los motivos por los que un conflicto se convierte en un problema tienen que ver con dificultades en la relación. El problema de pareja puede surgir cuando uno de los dos miembros tiene mayor compromiso e implicación que el otro. Otras veces puede ocurrir que las dos personas estén comprometidas con la relación, pero tengan estilos de comunicación diferentes que dificulten llegar a acuerdos. En otras ocasiones, hay diferencias en la forma de pensar que impiden el entendimiento. También puede ocurrir que un miembro de la pareja tenga un conflicto personal propio que repercuta en la relación.

Cuando estos problemas aparecen, suelen acarrear otros que van erosionando la relación: discusiones frecuentes, querer quedar por encima del otro, infidelidades… Las personas se van separando y aislando cada vez más; se resiente la relación afectiva y las relaciones sexuales. Si se entra en pelea, normalmente se deja de pensar en los sentimientos y necesidades de la pareja; a veces, incluso, olvidamos las propias. La pareja ya no es un equipo y no se pueden encontrar.

 
Intentad pedir ayuda antes de que se rompa la relación afectiva.

Llegados a un determinado punto, estos problemas parecen tener casi vida propia y los intentos por solucionarlos fracasan. Si habéis llegado a esta situación, no esperéis más tiempo y poneros en manos de un profesional experto en terapia de pareja.

 

En qué consiste la terapia de pareja

La terapia de pareja supone un espacio para reflexionar acerca del conflicto que hay en la relación y la forma en la que se está gestionando. Es un proceso de descubrimiento para ir desvelando cómo se ha llegado a la situación actual y por qué se mantiene. El fin de la terapia se alcanza cuando los miembros de la pareja acuerdan una solución al conflicto que sea la mejor para ambos. Pasar de la pelea o el distanciamiento al acercamiento, al poder pensar en el otro, pero también en uno mismo.

 
terapia-de-pareja
 
La terapia ayuda a pensar en el compañero sentimental, pero también en uno mismo.
 

La terapia de pareja se tiene que abordar desde una visión global de la pareja. La pareja es más que cada uno de sus miembros. Entre los dos miembros de la pareja han creado un vínculo: una forma de relacionarse, unos proyectos en común, la forma en la que resuelven los problemas, etc. Cada individuo influye en ese vínculo y ha ayudado a crearlo, por lo que es importante pensar en cada una de las personas implicadas en la relación, pero también en la relación que se ha creado.

 

Qué esperar del consejero matrimonial o terapeuta de pareja

Un psicólogo no es un juez, no tiene que decidir quién lleva la razón en el conflicto. Además, ¿de qué serviría? Si cuando entramos en pelea sólo queremos llevar razón y hemos dejado de pensar como un equipo, esto solo reforzaría el problema. Por tanto, el terapeuta de pareja no se posiciona en favor de ninguno de los dos, sino que busca lo mejor para la relación.

 
El terapeuta se posiciona en favor de la relación y no decide quién de los dos lleva razón.
 

Tampoco hay que esperar consejos o trucos fáciles que nos ayuden a solucionar el problema en cinco minutos. Probablemente, el problema se ha ido creando a lo largo del tiempo. Estos consejos fáciles no suelen dar resultado y, si lo hacen, es solo de forma temporal.

 
consejero-matrimonial
 
 

Por qué acudir a terapia de pareja

La pareja puede ser una fuente de satisfacción y bienestar o de malestar e inquietud. Normalmente, las parejas que acuden a terapia llevan una media de 5 años con dificultades. ¡5 años! Y, aun así, el 70% de las parejas que acuden, mejoran su relación y consideran la terapia un éxito. El 90% mejoran su estado de ánimo y hasta dos tercios mejoran su salud y desempeño laboral. El beneficio se extiende a otras personas, sobre todo las parejas que tengan hijos menores. Así que, si os habéis dado cuenta de que ya no os entendéis, de que estar juntos ha pasado a ser algo rutinario o negativo, si lo habéis intentado solucionar y no sabéis cómo volvéis al mismo punto, es el momento óptimo para darle solución.

El beneficio de la terapia de pareja se extiende a otras personas, especialmente a los hijos.
 

 

Terapia de pareja en Retiro (Madrid)

Ven a mente A mente a conocer a nuestra psicóloga clínica experta en terapia de pareja:

 
psicologa-clinica-madrid

Psicóloga clínica experta en Terapia de pareja

 
 

Psicóloga clínica experta en Terapia de pareja en Madrid (Retiro)