Cuál es la mejor pastilla para dormir

mejor-pastilla-dormir

Todos nosotros hemos sufrido en más de una ocasión un día o una temporada de insomnio. Pero, algunas personas sufren de insomnio la mayor parte de los días durante periodos largos o, incluso años. Atendiendo precisamente a su duración hay distintos tipos de insomnio: crónico y agudo. Acabamos de ver un ejemplo de cada uno de ellos.

En el insomnio agudo

En el caso del insomnio agudo, algunas veces aparece como consecuencia de una preocupación importante, una mala noticia o desamor, por poner algunos ejemplos. Aunque hay mecanismos psicológicos que nos pueden ayudar a enfrentar mejor esas situaciones, es cierto que es difícil no recurrir puntualmente a una pastilla. En estos casos, lo importante es que seamos conscientes desde el primer momento que la toma ha de ser puntual, por un periodo corto, preferiblemente inferior a dos semanas. En otros casos, el insomnio agudo puede aparecer como consecuencia de una enfermedad somática, una depresión o un dolor físico. En estos casos, es muy importante tratar la causa subyacente en primer lugar.

En estos casos, se puede emplear cualquiera de los tratamientos farmacológicos indicados para el insomnio. Lo más importante es emplear la dosis mínima eficaz y durante el menor tiempo posible, repito: inferior a dos semanas preferiblemente. Para más información de cuáles son estos fármacos, recomiendo consultar aquí.

En el insomnio crónico

Se habla de insomnio crónico cuando la duración del mismo se prolonga más allá de los tres meses. En estos casos, se entiende que no es algo puntual lo que ha llevado a esa persona a no poder dormir, sino que es algo que está incidiendo de forma continuada. En estos casos, no está indicado el tratamiento con pastillas. Al menos, debemos tener en cuenta que el tratamiento farmacológico es la última opción si han fracasado todas las anteriores opciones.

En primer lugar, se recomienda llevar una correcta higiene del sueño, hacer ejercicio físico y ejercicios de relajación. La mayoría de las personas ven estas tareas como obligaciones y deciden no hacerlo en favor de tomar una pastilla que les resulta mucho más sencillo. Al final es como todo: es más fácil calentar en el microondas comida precocinada que cocinarse uno la comida. Las consecuencias, todos las conocemos. Mi recomendación es que te tomes tu descanso en serio.

En segundo lugar, si verdaderamente has cumplido con lo anterior, puedes beneficiarte de un tratamiento psicoterapéutico específico para el insomnio. En este sentido debes saber también, que la mayoría de las personas que sufren insomnio crónico son otras enfermedades psiquiátricas, como la ansiedad. En estos casos, es necesario recibir también tratamiento para esa otra dolencia, ya sea farmacológico o psicoterapéutico. Sigue las recomendaciones de tu especialista en salud mental.

Por último, si has cambiado tus hábitos de vida, has recibido apoyo psicoterapéutico y sigues presentando insomnio, deberás discutir con tu especialista la conveniencia o no de recibir un tratamiento farmacológico. Lo adecuado sería negociar tomarlo por temporadas, consensuar la duración de cada uno de los periodos y las condiciones que llevarían a tomarlo.

Si quieres saber acerca del insomnio, te invito a leer el siguiente artículo: